El 2019 es el año de la definición política ¿y en cuál momento?


La Junta Central Electoral se prepara para oganizar las primarias de los partidos y luegos los comicios del 2020.
La indefinición sobre el papel del presidente Medina en el proceso del 2020 mantiene en suspenso el escenario político
El 2019 encuentra en suspenso el panorama político, generado especialmente por la incógnita sobre papel que jugará el presidente Danilo Medina y el impacto que tendrá en todo el escenario político, pues lo que el gobernante decida influirá tanto en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) como en el Partido Revolucionario Moderno (PRM).
¿Intentará repostularse? ¿Hará un acuerdo con Leonel Fernández? ¿Apoyará uno de sus seguidores en el PLD? Esas preguntas quedarán respondidas los primeros ocho meses del 2019, pero no se sabe a ciencia cierta el momento que el astuto político escogerá para hacerlo, aunque tiene el 22 agosto como fecha fatal porque vence el plazo para inscribir los precandidatos.
Los primeros tres meses del 2019 serán intensos. El diez enero el Tribunal Superior Electoral (TSE) fijó audiencia para conocer un recurso del Partido Demócrata Popular (PDP) que persigue habilitar a Medina para proclamarlo como su candidato presidencial en una asamblea extraordinaria fijada para el 10 de marzo. El nivel de interés que ha generado en los sectores políticos que adversan al mandatario dentro y fuera del PLD, es un reflejo de las tensiones que podrían generarse.
Dos días después, el 12 de enero, cierra la legislatura que inició el 16 de agosto pasado y, hasta ahora, no parece posible que antes de esa fecha se pueda concretizar un proyecto de convocatoria de la Asamblea Revisora para reformar la Constitución para permitir que el presidente Medina pueda aspirar a la candidatura presidencial para las elecciones de 2020.
Por tanto, sería necesario que el Poder Ejecutiva solicite una extensión de esa legislatura o de lo contrario tendría que esperar el 27 de Febrero, cuando inicia la primera legislatura del año para empujar un proyecto de reforma vía Asamblea Revisora.
El 27 de Febrero el presidente Medina tendrá que acudir al Congreso para su rendición de cuentas, por tanto, ese acontecimiento estará influenciado por la situación política de este momento.
El 16 de febrero faltará exactamente un año para las elecciones municipales del 2020 que traen como novedad el voto preferencial.
Marzo del 2019 es un mes particularmente interesante desde que Medina dijo será entonces cuando se referirá al tema de la reelección. Sin embargo, en un reporte publicado en el periódico ciudadoriental.com, el periodista Robert Vargas, da cuenta de que el gobernante en un almuerzo con periodistas de medios digitales dijo que la decisión la comunicará entre marzo y junio.
El 10 de marzo el PDP tiene en agenda proclamar a Medina su candidato y para el 11 de ese mismo mes el movimiento Decisión Ciudadana planea presentar al Congreso 150 mil firmas que recolecta para solicitar la modificación de la Constitución mediante una iniciativa legislativa popular. El objetivo de esa propuesta es eliminar la vigésima disposición transitoria de la Constitución y modificar el artículo 124 para establecer la fórmula de dos períodos consecutivos sin poder presentarse a una tercera elección seguida, pero dejando abierta la posibilidad del retorno (modelo de Brasil).
Ese mismo mes, Leonel Fernández anunció que presentará dos millones de firmas de personas comprometidas con su candidatura presidencial en un evento que ha advertido será “una concentración memorable, gigantesca y estremecedora”.
Para abril, no hay eventos políticos pautados de antemano, pero seguro seguirá con intensidad, especialmente si el presidente Medina no define su papel en esa fecha y se espera la intensificación del proselitismo de los precandidatos especialmente en el PLD y el Partido Revolucionario Moderno (PRM). El 19 de abril es memorable, pues fue en esa fecha que el Comité Político se reunió en Juan Dolio y aprobó someter un proyecto de reforma constitucional para reelegir al presidente Medina y que provocó la división más profunda en el PLD en 45 años de fundado.
El 17 de mayo próximo faltará exactamente un año para las elecciones presidenciales y congresuales y a esa fecha todavía no estarán definidas las candidaturas para ninguno de los niveles de elección de candidaturas mediante las primarias abiertas, previstas para el 6 de octubre.
En el mes de junio los partidos tendrán que definir las alianzas y las reservas de candidaturas. La Ley de Partidos 33-18 permite solamente apartar con ese propósito el 20% de las mismas. El 22 de ese mismo mes, las organizaciones tendrán que comunicar a la Junta Central Electoral (JCE) la lista de candidatos por alianzas y reservas. El 7 de julio es el inicio oficial de la precampaña, ya que es el primer domingo de ese mes como está previsto en el artículo 41 de la Ley 33-18.
El 6 de agosto es la fecha límite para que el PRM deposite en la JCE su lista de miembros para escoger el candidato, ya que decidió ir con padrón cerrado y el reglamento de primarias de la JCE establece que debe hacerlo máximo 90 días antes de las primarias.
En esa misma fecha la JCE cierra el padrón nacional electoral que cuatro partidos usarán para escoger sus candidatos, incluido el PLD. El 22 de agosto es el plazo fatal para la inscripción de las precandidaturas, es decir, 45 días antes de las primarias, según el artículo 50 de la Ley 33-18.
El 6 de octubre el país vivirá por primera vez la experiencia de las primarias simultáneas establecidas por la Ley de Partidos. Hasta ahora los principales partidos habían escogido sus candidatos en fechas distintas y generalmente antes de julio del año preelectoral.
Recursos contra Ley de Partidos
El Tribunal Constitucional ha sido apoderado de al menos 10 acciones directas de inconstitucionalidad contra la Ley de Partidos y lo que decida el órgano podría impactar la realidad política.
En una audiencia pública realizada el 19 de noviembre, el órgano dejó en estado de fallo esas instancias y las declaró de urgencia, por lo que le dará prioridad para su conocimiento y decisión.
Una de las instancias fue sometida por los abogados y periodistas Namphi Rodríguez y Héctor Herrera Cabral, junto con la Fundación Prensa y Derecho en contra del artículo 44, numeral 6, de la ley 33-18, que prohíbe “la difusión de mensajes negativos a través de las redes sociales que empañen la imagen de los candidatos”. Rodríguez ha calificado esa disposición como “una ley mordaza”.
Otra de las instancias contra la Ley de Partidos la sometió José Alejandro Ogando y José Alejandro Faneyte, en contra de los artículos 8 y 54 de la legislación, que contemplan la renuncia automática de filiación y la cuota de la juventud.
Los dirigentes del PLD Juan Jesús de Peña Ventura, Pascual Guzmán y José Ramón Ovalle Vicente, sometieron un recurso en contra del párrafo III, del artículo 45, que otorga facultad a la cúpula de los partidos para escoger el método de elección de los candidatos. La ley de partidos políticos fue promulgada el 13 de agosto del 2018 y ya el TC ha sido apoderado de ocho impugnaciones.
También ocho partidos de oposición buscan anular diez artículos de la Ley de Partidos entre los que figura el relativo a la exigencia de una militancia mínima en un partido político para poder ser candidato. El presidente de la JCE, Julio César Castaños Guzmán, consideró que esa disposición es inconstitucional porque agrega requisitos que la Constitución no establece para ser candidato. El funcionario dijo que en el 2002 la Suprema Corte de Justicia emitió una sentencia en la que establece que la Ley no puede sumar exigencias a los candidatos que la Carta Magna no establece.
También objetan el artículo que exige a los partidos de nuevo reconocimiento participar sin alianza en la primera elección. Esa disposición afecta hasta ahora al partido Opción Democrática, de Minou Tavárez Mirabal, el único de nuevo reconocimiento. La política alega que esa disposición viola el derecho a la igualdad para participar en las elecciones frente a otras organizaciones.
Emergentes proyectan alianza “Juntos Podemos”
Los partidos emergentes enfrentan las limitaciones que impone la ley de partidos para hacer alianzas con las organizaciones mayoritarias, que es solo del 20% de las candidaturas para las reservas y alianzas. Según ha explicado el presidente del Bloque Institucional Socialdemócrata (BIS), José Francisco Peña Guaba, en la alianza que han denominado “Juntos Podemos” podrían participar hasta diez partidos políticos y solo sería para el nivel municipal y congresual, pero hasta ahora no se han identificado esos partidos. El Partido Reformista Social Cristiano en una reunión de la Comisión Ejecutiva aprobó hacer alianzas en el nivel municipal para participar en alianza con otras organizaciones en el nivel municipal en las elecciones pautadas para el tercer domingo de febrero del 2020. De modo que el panorama electoral quedará definido el próximo año, en un proceso que desde ya se perfila muy intenso desde sus inicios, si se toman en cuenta los plazos establecidos en la Ley de Partidos.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.