Breaking News


“La generación pasada nos dejó un clientelismo terrible”

Rivera forma parte de la comisión coordinadora, juventud y turismo.
Defiende las cuotas como mecanismo de participación; insta a los jóvenes a ser auténticos, no copiar modelos
Ivannia Rivera cumple con dos de las condiciones más desafiantes para obtener alguna posición de poder en la política dominicana: es joven y es mujer. A la diputada peledeísta por Puerto Plata le benefició la cuota femenina para alcanzar una curul, por lo que defiende su aplicación como el único mecanismo para garantizar la participación de las mujeres y ahora también de los jóvenes. La legisladora, que actualmente es secretaria del bufete directivo de la Cámara de Diputados, reconoce que hay cierto temor por parte de los jóvenes de involucrarse en la política y en los cambios que demanda la sociedad. “Hay una generación política que nos ha dejado un clientelismo terrible y que es cuesta arriba para un joven que está iniciando el desarrollo de su vida, esa es uno de los temores de los jóvenes”. La joven es además una ferviente defensora de los derechos de las mujeres y desde su posición lucha para que las tres causales sean aprobadas.
¿Quién es Ivannia Rivera? 
Soy una mujer joven, odontóloga de profesión, madre, esposa, legisladora de Puerto Plata por la circunscripción 1 (Sosúa, Monte Llano, y San Felipe). Fui viceministra de la Juventud en 2012-2016. Fue la primera vez que trabajé en el Estado y fue una experiencia bonita, trabajar con jóvenes es enriquecedor.
¿Cómo te involucras en la política?
Mi padre fue uno de los fundadores del PLD en Puerto Plata, mientras que mi madre ha sido una trabajadora política incansable, la admiro como a nadie. Me integré de lleno a trabajar política cuando terminé mi carrera. Mi inspiración fue Danilo Medina, el programa de Gobierno para su campaña del 2012 me motivó, nos alentó a participar. Yo venía desarrollándome como joven y entendí que había cosas que podíamos cambiar, pero no quejándome desde afuera.
¿Cómo alcanzas la curul?
En mi caso la cuota me benefició, porque me incluyeron para el completivo de la boleta electoral, se necesitaba colocar una mujer, me dieron la oportunidad de participar. Mi campaña la desarrollamos en 45 días. Traté de ser lo más auténtica  y conecté con la sociedad con las mujeres, los jóvenes y los ancianos.
¿Cómo ha cambiado tu visión de la Cámara desde tu llegada?
Después que llegas a la Cámara te das cuenta de que esta es la expresión del pueblo. Todo lo que hay en el pueblo dominicano lo tenemos en la Cámara. Por eso hay tantos perfiles diferentes… Pero es un trabajo incansable, constante. Se obtienen resultados, se intenta hacer lo mejor para sacar las mejores leyes.
¿Cómo ha sido asumir una posición en el bufete directivo?
Es una responsabilidad y un reto. Organización y puntualidad son de las características que definen la gestión de Radhamés Camacho. Nosotros, los que somos de provincia, debemos trabajar aquí en el Congreso y también en nuestra comunidad. Esta experiencia me ha permitido conocer más de los trámites legislativos, porque cuando tú llegas no tienes un manual de instrucción, entonces tú vas aprendiendo, lo que implica un retraso, una votación, el quórum…Yo trato de manejarme con la mayor prudencia posible.
Como mujer joven, ¿cómo ves el Congreso?
Como mujer hemos dado nuestra posición a valer. El Códi go Penal se paralizó porque no incluía las causales y eso fue posible debido a  la cantidad que somos, por eso no nos “han pasado el rolo”.
¿Cuáles son las principales dificultades que entiendes tiene las mujeres y los jóvenes para acceder a una posición de poder?
En cuanto a los jóvenes, la parte económica afecta bastante. Hay una generación política que nos ha dejado un clientelismo terrible y que es cuesta arriba para un joven que está iniciando el desarrollo de su vida. En cuanto a las mujeres el machismo. Nuestra sociedad aún es machista, hemos avanzado en muchos aspectos pero nos queda mucho.
Hay sectores que señalan se debe desmontar la cuota femenina. ¿Cuál es tu opinión sobre eso?
Las cuotas hay un momento en que debe ir desmontándose, pero es el único mecanismo que tenemos para garantizar la participación de los jóvenes y de las mujeres. En tanto no cambie la mentalidad y el concepto machista de los partidos, se necesita. Por ejemplo a mí me dieron la oportunidad porque necesitaban una mujer para completar una boleta, pero si no hubiera existido, otro hombre ocupa el espacio… Yo espero que algún día no sean necesarias.
¿Cuál es tu preocupación respecto a esa demarcación que representas?
En Sosúa el tema de la prostitución y la explotación de niñas. Es preocupante, porque es un comercio y mientras esté generando dinero no van a adquirir (los comerciantes) conciencia de que está mal. Considero que no basta con que hagan allanamientos, cierren locales, a esas menores y a esas mujeres hay que darle protección, sacarlas de ese mundo e integrarlas. Se deben establecer otras políticas, porque lo que han hecho no da resultados permanentes. Es una pena porque además da una imagen irreal de lo que somos, la provincia y sus moradores.
¿Cuáles proyectos has sometido?
Trabajamos con el que crea el Colegio odontológico y ya es Ley, también sometido una resolución para que el natalicio de Gregorio Luperón sea conmemorado en nuestra provincia con un desfile cívico militar. En los proyectos de la mujer estamos luchando por las tres causales que se haga una realidad. en la lucha pro vida, desde mi punto de vista, vida es la que está desarrollada. Es un conflicto interno, porque soy muy creyente, pero soy mujer.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.